Acto Asociación Internacional de Instructores de Defensa Personal Policial

El pasado sábado día 25 de noviembre de 2017, la Orden de Caballeros y Ballesteros de la Santa Vera Cruz del Rey Fernando III, fue invitada a lo actos de imposición de condecoraciones al mérito profesional, otorgadas por la asociación P.S.D.I en la categoría de cruz de plata.
En dichos actos, a la que asistió una representación de nuestra Orden, fue condecorado nuestro hermano de armas, el Caballero D. Antonio Rey y Dorado.













Damos la enhorabuena a nuestro hermano de armas, por la distinción recibida. Reconocimiento si duda merecido.

Registro de las armerias de Don Juan María Cruz y López

En el día de hoy 19 de noviembre del año de nuestro Señor de 2017, hago la entrada en el armorial del Solar de las Navas, y de la Orden de Caballeros y Ballesteros de la Santa Vera Cruz del Rey Fernando III, de las armerías de nuestro hermano de armas, Don Juan María Cruz y López.

Enhorabuena hermano y Caballero.

Tradición milenaria. Tributo a la Santa Cruz

En la tradición castrense romana, en las batallas victoriosas donde huía el enemigo, se construía  en piedra un monolito conmemorativo a dicha victoria y huida.
En la Batalla de las Navas, con la tradición romana castrense aún viva en la milicia de la época, tras la huida del Califa y su ejército, y la Victoria de la coalición Cristiana Europea, en dicho lugar se construyo un monolito  conmemorativo en piedra "la Cruz de las Navas".
El Rey Alfonso VIII el de las Navas, mandó construir dicha Cruz, que fue protegida con una pequeña  ermita de rezo exterior; conocida como Ermita de Misericordia.
Obra que culminaría su nieto el Santo Fernando III el Rey-Caballero, donde comandó a la coalición de Caballeros que tras la Batalla de las Navas allí quedó, conocidos inicialmente como Milicia del Estandarte de la Señal del Cielo "Santa Cruz", denominados finalmente en el tiempo, como Reales y Nobles Gavilanes.
De los primeros cruzados de Tierra Santa, y que ya se realizaba de antiguo en Jerusalén, vino a Europa la costumbre de marcar en lugares Santos, arrastrando dedos y uñas hasta sangrar  "tributo de sangre", sangre con la que embadurnaban haciendo cruces las hojas de sus espadas y hábitos, así como marcar sus pomos de espada como tributo de penitencia y bendición para la batalla.
Reyes, Nobles, Caballeros, Clérigos y llanos  en el tiempo como peregrinación, han hecho penitencia con sus dedos y espadas en esa Cruz, concediendo bondades, curaciones y victorias militares.
Así como en la antigua Catedral de Antequera, donde el milagro de la "Lobera" espada del Santo Fernando el llamado III, que en mano del Infante Don Fernando y al grito "Que salga el sol por Antequera" Santa Victoria consagrará a Dios de los Ejércitos.


 

Donación de la Casaca del Marqués de Santa Cruz

Casaca de la Casa del Marqués de Santa Cruz

Don Álvaro de Bazán y Guzmán, I Marqués de Santa Cruz. 

A su linaje le fue concedido Blasón (escudo jaquelado de sable y plata) por su  valor en la Batalla de las Navas de Tolosa,  prosiguiendo bajo el Estandarte de la Señal del Cielo "Santa Cruz" con el Rey-Caballero el Santo Fernando III en la Reconquista de Baeza, por su gesta le es concedido añadir en su blasón "las aspas de San Andrés en bordura", formando parte de la milicia del Real Nido de Gavilanes.
Casacas de gala que portaba el Guardián de la Puerta del Palacio del Marqués de Santa Cruz.
La primera se encuentra en el Palacio de Santa Cruz del Viso del Marqués (Ciudad Real), la segunda en la antigua Real Venta-Castillo Los Palacios, Casa de los Caballeros o de las Órdenes, Memorial a la Batalla de las Navas, en  Santa Elena (Jaén).